lunes, noviembre 12, 2007

Respeto español, insulto venezolano


Con un ¿por qué no te callas? se llegaba al punto álgido del enfrentamiento, que tuvo lugar en la XVII Cumbre Iberoamericana celebrada en Santiago de Chile este fín de semana.

Todo comenzaba cuando en la Plenaria,
Hugo Chávez usaba su turno de palabra para llamar fascista a Aznar, el presidente Zapatero salía en defensa del ex-mandatario mientras el venezolano le interrumpía constantemente. El Rey no pudo reprimirse más y espetó la famosa frase, Zapatero continuo con su defensa de Aznar.

Para completar este capítulo, el presidente de
Nicaragua (Daniel Ortega) usaba su turno de palabra para defender a su homólogo de Venezuela y arremeter contra los empresarios españoles. El Rey no aguantó más y abandonó la sala como muestra de su enfado ante las críticas vertidas.

Hugo Chávez ha pensado que la Cumbre Iberoamericana es su programa de televisión, donde puede decir lo que le venga en gana, sin respetar a nadie y sin atender a las mínimas formas de educación. El dirigente venezolano ha faltado el respeto a alguien, que aun mereciendo bastantes descalificativos, fue el presidente elegido democráticamente por los ciudadanos españoles.

Chávez tacha de fascista a Aznar sin mirar en sus adentros y reconocer su personalidad totalitaria, con la que priva de libertad al pueblo de Venezuela.

Con esta bronca también hemos podido comprobar el total servilismo hacia el
petrodólar venezolano de algunos dirigentes latino-americanos, como es el caso de Ortega.

La actitud mostrada por el presidente Zapatero le honra y muestra su gran bagaje diplomático y político, armándose con un discurso sereno y tranquilo replicó
contundentemente a Chávez y al mismo tiempo defendió al que fuera su adversario político y los intereses de España.

El comportamiento del Rey, aunque totalmente comprensible, ha sido impropio de
alguien de su condición, pero ha conseguido plasmar la posición de España ante descalificaciones de este tipo.

Por otro lado y ya en España, la respuesta dada por el PP a la actitud con que contestó Zapatero. Nos vuelve a mostrar la hipocresía de los conservadores, que aún sabiendo el buen lugar en que dejó Zapatero a España y a
Aznar, usan el choque ocurrido para arremeter otra vez contra el presidente y contra la política exterior.

Zapatero ha demostrado como se ha de comportar un buen dirigente español cuando representa a su país ante otros estados. Ahora es el momento en que el aludido
Aznar debe comprender que ha de dejar de insultar y deslegitimar a nuestro presidente, especialmente cuando hace declaraciones fuera de las fronteras españolas.

Lo que ha hecho
Chávez es exactamente lo mismo que hace Aznar constantemente, insultar a los ciudadanos españoles y arremeter contra nuestros intereses e instituciones.

En esta cumbre, el Rey ha hecho callar a aquel que cierra la boca de los medios de comunicación y Zapatero ha demostrado como desde el respeto y la libertad de expresión se acalla a aquellos que usan esa libertad para sobrepasar la crítica y alcanzar el insulto injustificado e injustificable.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Blogger Jónathan Gil Guerrero said...

De acuerdo contigo. Aunque creo que no has puesto el hecho agradeciera al presidente y al monarca su gesto.

11:06 a. m.  
Blogger David Santos Holguín said...

Hugo Chávez debería de dejar de lanzar cortinas de humo, y escuchar a su país en contra de la reforma de la constitución que plantea para ser un simple dictador venezolano

11:38 p. m.  
Blogger Gazulin said...

Por desgracia así son los dictadores, y pasados unos días, la bravuconadas del dictador se recrudecen y nos insulta a mansalva. ¡Pobres venezolanos!

12:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home