domingo, octubre 28, 2007

Muertos en el cielo, muertos en la tierra


La recuperación de la memoria histórica es un tema que levanta ciertas ampollas en la derecha española y en amplios sectores un tanto anticuados y retrógrados de nuestra sociedad (como por ejemplo la jerarquía eclesiástica).

Para la derecha recuperar la memoria
de aquellos que murieron, fueron encarcelados, que sufrieron la Guerra Civil y la Dictadura, es desenterrar viejas heridas y olvidarse de la "concordia estatal" que supuso la Transición.

Hoy sin embargo, en el Vaticano, se ha beatificado a 498 españoles que murieron en aquella época. En este caso, este acto es considerado
como un acto de justicia, para aquellos "mártires" que murieron propagando el mensaje divino de la Iglesia Católica.

Es triste comprobar el doble rasero de algunos en ciertos temas, pero es algo que ya sabemos. Los vencedores de aquella guerra no quieren que salgan a la luz lo que realmente hicieron, pero si que les gusta ir a beatificaciones masivas y que toda la ciudadanía lo vea.

La derecha debe comenzar a asumir el
franquismo; debe comenzar a ayudar a curar heridas pero no haciendo como si no hubiesen existido.

Hoy en el Vaticano vemos la hipocresía, vemos como se conduce a los altares divinos a unos fallecidos, mientras otros esperan enterrados bajo la tierra y el olvido.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Anonymous phil said...

El show montado ayer en el Vaticano para beatificar a sus 498 Mártires de la Guerra Civil me lleva a reflexionar sobre la profunda hipocresía de la Iglesia Católica y de muchos de sus seguidores. Mucho han criticado los Señores Obispos la Ley de Memoria Histórica, y abogaban por no volver a recordar aquellos hechos, pero que no se nos olvide que para la Iglesia hay muertos y almas de primera y de segunda, ellos si pueden recordar y homenajear a las víctimas que les conviene que sea recuperada su memoria, pero si hay que recordar u homenajear a represaliados del otro bando ya hablan de "abrir heridas" y de promover la desunion entre Españoles, para ellos sus muertos son mártires, los demás son simplemente traidores, merecen seguir enterrados en una cuneta y terminar olvidados. Un ejemplo más de esta hipocresía lo tenemos en los casi 200 curas Vascos que fueron asesinados por los Falangistas por ser sospechosos de pertenecer al PNV, a estos parece ser que la iglesia no los cree mártires, no le conviene que sean recordados pese a que son de su propia casa.

Todos los torturados y asesinados en la Guerra Civil merecen ser recordados y homenajeados, una Ley de Memoria Histórica para todos y para que la historia no vuelva a repetirse, esto no parece entenderlo la Iglesia y la derecha Española, que prefieren hacer sus propios actos de homenaje para los que consideran sus muertos, muertos que solo pertenecen a sus familias y que valen igual que los asesinados en el otro bando, desgraciadamente las mentes radicales de algunos no llegan a comprender todo esto.

10:20 a. m.  
Anonymous José-Luis Prieto said...

¡Enhorabuena, Jonatan! Según el análisis de Donaire, ideólogo de cabecera de Las Ideas, tu blog es de los 11 mejor posicionados, según Technorati, de la blogosfera política catalana.

6:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home