viernes, marzo 09, 2007

Y ahora qué


En las elecciones a la Generalitat, el PSC y las JSC tuvimos un problema con uno de nuestros militantes en Martorell.

El militante de las dos organizaciones socialistas acudió a una manifestación en protesta ante el discurso del PP, cuando Josep Piqué y sus compañeros de partido hacían un mitin en la ciudad.
La consecuencia y los resultados de esta acción, fue la temprana expulsión del militante y el revuelo mediático.

Hace un par de días en Castilla León, un grupo de militantes y simpatizantes de Nuevas Generaciones (con su presidente a la cabeza) y del PP, intentaron increpar y agredir al secretario de organización del PSOE a la entrada de un mitin. Finalmente no consiguieron carearse con José Blanco, pero si que lo hicieron con militantes del PSOE.

Es indignante la actitud del PP, de sus dirigentes a nivel nacional, de sus cuadros a nivel regional, y de sus militantes a nivel general. Sobretodo cuando el número 3 en la Comunidad Valenciana ve normal que sus cachorros lo hagan, por la situación de crispación a la que nos ha llevado el gobierno (....)

La responsabilidad política es la misma tanto para izquierdas como para derechas (extremas), y la dirección del principal partido de la oposición; si quieren considerarse un partido totalmente democrático; debería tomar cartas en el asunto y sacar de sus filas a este tipo de personas...

...Aunque si hicieran esto, también tendrían que relevar del cargo a Zaplana, Aguirre, Acebes, Botella....

2 Comments:

Blogger Legionarius said...

Vaya pandilla de demócratas de boquilla estais hechos.

Ya lo dijo en su día Pablo Iglesias (padre de los socialistas:"El PSOE estará en la legalidad mientras esta le permita adquirir lo que necesita, y fuera de ella cuando no le permita alcanzar sus aspiraciones". Palabras que continuaron aplicando sus sucesores.

Eso es lo que está haciendo ZP en España.

Un saludo español

12:29 p. m.  
Blogger Daniel said...

Como tu bien dijistes: Izquierdas y Derechas pueden convivir, yo diría aun más: DEBEN convivir para que esto no se vaya al garete. Las agresiones de este tipo están en las antípodas de lo que la gente normal queremos, vengan de donde vengan. Solo un apunte: Ha habido agresiones de militantes socialistas y no se han tachado de "extrema izquierda"... Veo que el término extrema derecha os gusta mucho.

Saludos

11:58 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home