lunes, enero 01, 2007

El humo del final del camino


El pasado día 30 de diciembre, sobre las 9 de la mañana una furgoneta bomba colocada por la banda terrorista ETA hacia explosión en el parking de la T-4 de Barajas.

Este atentado llegaba un día después de que el presidente Zapatero augurara un año nuevo mejor para el proceso de paz establecido con la banda. La bomba que estalló no solo dinamitó la estructura del parking y posiblemente sesgó la vida de dos personas, sino que dinamitó la esperanza de millones de ciudadanos en todo el estado, eliminó completamente la credibilidad (si es que aún tenían alguna) de los portavoces de Batasuna y de ETA...

El acto terrorista es un acto completamente deleznable y espantoso, pues aparte de hacer caer la esperanza de los españoles, hace que muchos vuelvan a temer por sus libertades y por sus vidas. Pero los únicos responsables de este acto son los miembros de la banda terrorista, en ningún momento la responsabilidad puede recaer en el gobierno del Estado.

La respuesta de los ciudadanos e instituciones españolas ha vuelto a estar a la altura de las circunstancias, mostrando infinidad de actos de repulsa a la vuelta a la violencia. La respuesta del gobierno ha sido la que era coherente que fuese; finalizar con los contactos e iniciativas y emprender las medidas legales y policiales adecuadas.

Pero quienes no han estado a la altura de las circunstancias han sido algunos miembros del principal partido de la oposición; algunos pseudo periodistas sedientos de fama y llenos de rencor y odio; y algunas organizaciones como la AVT y sus seguidores.

Estos personajes apartándose de la dinámica generalizada de toda la sociedad, salieron a la calle a manifestarse (como hicieron miles de personas), pero no se manifestaron a favor del fin de la violencia y en contra de ETA, sino que lo hicieron en contra de Zapatero y su gobierno.

El gobierno del Estado intentó solucionar el conflicto, como han hecho todos los gobiernos de España, puesto que para ello están legitimados por la voluntad popular. Y aunque el conflicto no haya conseguido solucionarse, nadie puede recriminar al Ejecutivo Central su intento, y sobretodo un intento que ha estado auspiciado por la legalidad del Estado de Derecho y apoyado por la amplía mayoría de la ciudadanía.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola Jona:
Solo tres preguntas:
1.- ¿Cómo es posible que una organización acorralada y casi extinta pueda organizar, hacerse y disponer de los recursos necesarios y ejecutar el mayor atentado de su Historia?
2.- ¿En qué beneficia a ETA este atentado, porque serán asesinos, pero no estúpidos?
3.- ¿A quién realmente beneficia el atentado a la T4?
Alguien con algo de sesos miraría al PP, a la extrema derecha y a la Iglesia Católica. Con un poco más de sentido común, se fijarían en el Opus Dei y buscarían en Méjico a la Organización del Yunque.

8:45 p. m.  
Blogger Jona said...

Hola:
No creo se deba menospreciar la capacidad de ETA para conseguir provisiones y armas (hemos visto en muchas ocasiones los robos de cientos de armas, productos químicos...)
Por otro lado no veo en que puede beneficiar el atentado a ETA, puesto que su capacidad de negociación con el gobierno desaparecerá y sus colaboradores de BATASUNA quedarán fuera de cualquier intento de dialógo político.
Y a quien beneficia el atentado muy bien no sé que responder, pero si que sé a quien no beneficia en absoluto. No beneficia a los partidos políticos y a los demócratas (pues con esto entre otras cosas hemos podido ver la división existente), no beneficia a los ciudadanos, y no beneficia a Batasuna (puesto que la ley de partidos seguirá siendo aplica, y el sistema judicial y policial seguirá con sus acciones ante la organización).
Gracias por tu aportación.Salud

9:47 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

1) Al anónimo: si el atentado beneficia al PP, el del 11-M ¿a quién benefició?

2) Ahora que todos teníamos mucha ilusión con el proceso de paz, y se ha roto, propongo un proceso de paz con pederastas y con maltratadores de mujeres, un diálogo bueno sin concesiones políticas, pero siendo generosos. Como con los fumadores o los conductores borrachos. ¿qué te parece?

6:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home