lunes, noviembre 20, 2006

31 años muerto ¿o no tanto?


Hoy hace 31 años que murió el dictador que se autoproclamó Caudillo de España por su propia gracia y el apoyo de Dios (o de la Iglesia).

Ese personajillo bajito que dio un golpe de Estado contra un gobierno legítimo y democrático; que persiguió y asesino a aquellos que defendían la libertad, la democracia...que hizo que los muertos se perdieran en el olvido y sus familias no los pudieran encontrar y honrar; que apoyó a Hitler y Mussolinni; que prohibió libertades y derechos fundamentales; que instauró el imperio del miedo y la desolación en la sociedad...

Ese personajillo murió por si mismo, para tristeza de muchos que querían que se hiciese justicia, él no pagó ni pagará nunca por sus aberraciones y sus víctimas nunca podrán gozar de verlo juzgado.

Hoy hace 31 años que murió el dictador, pero su esencia parece cada día más viva. La ultraderecha sigue manifestándose en el Valle de los Caídos para conmemorar su muerte, partidos ultras llegan a los consistorios municipales, sus simpatizantes se manifiestan con total impunidad en las calles de nuestras ciudades, personajes públicos defienden tesis de aquellos oscuros tiempos, el PP gira más a la derecha promulgando la ruptura de España y el enfrentamiento de la sociedad...

La sociedad española ha dado grandes pasos desde la "Transición de la Concordia" (que llegó a través del olvido), pero aún le falta bastante por andar: Se deben abrir los juicios injustos del franquismo, se deben condenar a los asesinos, se debe recuperar la memoria de las víctimas, debemos enseñar realmente lo que fue el franquismo (para que los jóvenes no sean llevados con engaños a pensar lo que no fue).

Hoy hace 31 años que murió el dictador, hoy hace 31 años que España comenzó a volver a su camino, no olvidemos lo que pasó, no repitamos lo que ocurrió.

1 Comments:

Blogger Reverendo Pohr said...

Una triste realidad. Más allá de la ideología, dentro del eje izquierda o derecha, toda persona con dos dedos de frente debería discutir que el franquismo (o, como se le conoce fuera de España, el fascismo español) fuera la mejor de las opciones para dirigir el estado español. Existe determinada gente que tiene la fea costumbre de decir "con Franco se vivía mejor" cuando debería decir "Con Franco YO vivía mejor". O quizá, después de 46 años de potencial lavado de cerebro, afirmar "me creía que vivía mejor". Es obvio que gran parte de las victimas de ese régimen autocrático y elitista, que alimentaba más el orgullo nacional que el estómago, no han adquirido ni desarrollado un nivel de vida que les permita jactarse de los años pasados. O tal vez ni si quiera han llegado a la actualidad.

Raramente una dictadura es un mal menor para la mayoría de las personas, ya que una minoría es la que decide arbitrariamente quién debe sacrificarse. Y no se puede decir que los dirigentes franquistas se parecieran a los políticos-filósofos de Platón ni generalmente dieran ejemplo alguno.

¿Si se vivía mejor? No jodamos más, por favor.

1:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home